jueves, 6 de junio de 2013

Gansadas Plenarias. El trato de la alcaldesa y las Actas de pleno. Pleno ordinario del 30 de mayo de 2013



El pleno del pasado 30 de mayo de 2013 tuvo su momento tierno. O ingenuo, si se quiere. Lo cual no está necesariamente mal en política, porque supongo que todos tenemos nuestro corazoncito, sea del color partidista que sea.

Una de las concejales socialistas reprochó a la alcaldesa del PAR que ésta tratase mejor a la concejal popular que a los del PSOE.

No creo que el hecho puntual al que se refirió la concejal socialista pueda considerarse como un mejor trato, si nos atenemos a los insultos, calumnias e insidias personales y traiciones políticas a las que recurrió la alcaldesa, ante varios testigos en ocasiones, cuando decidió que los miembros del pacto de gobierno debían ser sumisos a ella, por los motivos que han ido saliendo a la luz durante este año y medio. Desde aquél memento hasta el día de hoy, cualquiera que esté un poco enterado de la vida municipal sabrá que los concejales populares no son precisamente bien tratados ni por la alcaldesa, ni por el secretario al que le molestan las grabadoras (y eso que el grabó al Sr. Mostajo para denunciarle) ni por el concejal de urbanismo al que El Periódico de Aragón ya tilda abiertamente como “tránsfuga”.

Ni tampoco creo que la queja de la concejal socialista tenga el más mínimo fundamento, siendo que ella ha sido testigo continuo de la diferencia de trato que esta alcaldesa oscurantista y bajo sospecha ejerce contra unos y otros concejales.

De hecho, grabado está y el público a los plenos ha podido comprobar cómo la alcaldesa trata de frenar sistemáticamente los comentarios de Edmundo Núñez, (o de retirarle la palabra como práctica habitual), mientras que los dos primeros concejales socialistas pueden hablar y hablar contra ella, e incluso llamarla abiertamente “mentirosa” en sesión pública – con lo que estoy completamente de acuerdo – y no digamos ya cuando se trata de alentar al uso de subfusiles… eso sí, desde el sentido más demócrata y progresista posible.

En cualquier caso, la gansada plenaria de hoy no va dedicada a la concejal socialista porque, insisto, todos somos susceptibles de pasar por un momento Heidi con montañas y cabritas pastando. Hasta yo me enternecí en aquella ocasión en la que la alcaldesa volvía a presumir de transparencia, apenas un par de semanas antes de hacerse pública la sospecha de un nuevo chanchullo en la fundación que ella preside, y del que no quiere dar una sola explicación, ni ella, ni su colega el calumniador público y trepa metepatas oficial del PAR de San Mateo.

En realidad, la gansada plenaria de hoy va dedicada a la Sra. alcaldesa, a su trato a ciertos concejales, y también a los momentos cumbre del secretario municipal, quien, en la única ocasión en la que Edmundo Núñez pidió que constase en acta cierto asunto, le contestó “A ver si me va a decir usted lo que tengo que poner en las actas”. Repuesta que, cosas del colegueo, jamás dio al concejal González cuando éste le pidió, en cinco ocasiones, que constase en acta las respuestas a otros tantos asuntos con las que la alcaldesa solanas nos entretenía a los asistentes.